lunes, 25 de diciembre de 2017

Amor y Caridad 2017

     Una vez más,  ahora  que estamos viviendo los últimos días de este año  y una vez recibido con enorme alegría  el nacimiento del Niño Dios, queremos hacer la tradicional crónica, resumen y balance de todo lo acaecido en nuestra hermandad en estos doce meses que están a punto de expirar.

Noche de Reyes
     El año comenzó con la recuperación por parte del recién creado grupo joven de la cofradía de la tradición de suplir a los Reyes Magos en la mágica noche del 5 de enero, para repartir los regalos a los niños de la Hermandad, y decimos regalos porque los niños carideños fueron muy buenos durante el año y ninguno fue merecedor  del temido carbón.


     La Cuaresma comenzó  con el Solemne Triduo Cuaresmal en honor a Nuestros Sagrados  Titulares, que celebramos en San Francisco los días 3, 4 y 5 de marzo junto a las Hermandades residentes en dicho templo, y donde la Virgen de la Caridad lució espectacular ataviada de hebrea

Cartel "El Amor"
     El viernes día 10 a las 21:30 en un abarrotado Teatro del Carmen, celebramos el concierto de clausura del 25 aniversario de la banda de cornetas y tambores de nuestra cofradía, y como novedad, presentamos el cartel oficial de la salida procesional de la Hermandad, una magnífica obra de Rubén Herrera Cabello, que fue brillantemente presentado por  María Esperanza Pérez Ramos. Actuó como maestro de ceremonias del acto nuestro hermano Yónatan González.

Homenaje a Gabriel
     Una semana después, muchos de nuestros hermanos se personaron en la sede social de la veleña peña “La Troska” para asistir a sus conocidas tertulias “Los viernes cofrades” donde participaba entre otros Don Gabriel Méndez-Trelles Ramos, uno de los reorganizadores de la Hermandad, que para sorpresa suya, recibió al final de la velada, un cariñoso homenaje de la peña al concederle esta el premio “Horquilla”.

Horquilleros 
     En la pasada Cuaresma se hizo un cambio en la manera de reunir a todos las personas que participan en nuestra procesión, cambiando la ya trasnochada “Copa de horquillería” por dos reuniones informativas. La primera se realizó la noche del 24 de marzo solo con los horquilleros, donde se marcaron las pautas y novedades que teníamos preparadas para el Viernes Santo, y que finalizó con un ágape. Al día siguiente por la tarde, se organizó una reunión-merienda con los penitentes, donde se realizó prácticamente lo mismo que el día anterior. Este cambio, resultó todo un éxito en participación.

     El grupo joven continuó su labor y organizó a los niños de la cofradía para participar en el Certamen de tronillos ciudad de Vélez-Málaga donde más de treinta aspirantes a cofrades procesionaron a una pequeña Virgen de la Caridad bajo palio en la tarde del Sábado de Pasión.

Tronillo Caridad 2017


     El Miércoles Santo realizamos la tradicional colecta de claveles rojos para el trono del Descendimiento con un cartel realizado por nuestro amigo Rubén Herrera. Ya por la noche,  se procedió con el solemne traslado del Cristo del Amor y de la Virgen de la Caridad hacia la Plaza de la Constitución, portada en esta ocasión por la sección del Cristo,  penitentes y horquilleros y en riguroso silencio.

Escudo de oro
Vigías
      En la mañana del Viernes Santo vivimos unos momentos solemnes e irrepetibles. Por un lado, recibimos la comitiva que acompañaba el traslado del Stmo. Cristo de los Vigías, rezando con ellos una estación del Vía-Crucis. Después vimos emocionados la imposición en su pecherín a la Virgen de la Caridad, del escudo de oro de la ciudad de Vélez-Málaga que tan brillantemente le fue concedido a la banda de cornetas y tambores de la cofradía unos meses atrás.

     La Estación Penitencial de la Cofradía el pasado Viernes Santo fue un año más ejemplo de devoción. Los dos tronos rebosantes de hombros dispuestos a dar lo mejor de cada uno de ellos, precedidos por casi doscientas almas iluminando su discurrir y poniendo la mejor de las bandas sonoras nuestra banda de cornetas y tambores y la banda de música “Las Golondrinas” Destacar la belleza de la Virgen de la Caridad luciendo el escudo de su banda.

Venia 2017
     En una noche muy calurosa, se vivieron dos momentos muy emotivos. El primero de ellos fue cuando ambos tronos discurrieron por el tramo de la calle de las monjas acompañados solamente por el toque de un tambor en homenaje póstumo a nuestro hermano Fernando Flores Martín. El otro fue la solicitud de venia en la recién estrenada tribuna oficial, cosa que realizó la primera chica que ingresó en la banda, nuestra hermana Estefanía Borgel, poniendo el broche a una gran noche.

     Pasada la festividad del Corpus, donde una representación de la cofradía participó como viene haciéndose desde hace siglos, llegamos al  primer sábado del mes de  julio,  donde en la celebración del aniversario de la solemne bendición del Stmo. Cristo del Amor se recibieron a los nuevos hermanos, en una capilla bellamente engalanada para la ocasión.

     En Septiembre,  las calles de la feligresía de San Francisco se llenaron de susurrantes devotos, para como es costumbre desde 1987, acompañar a la Stma. Virgen de la Caridad en su Rosario de la Aurora, Rosario que fue anunciado con el brillante cartel realizado por Patricia López,  ganadora del concurso fotográfico organizado para tal fin.

  Un Rosario que contó con varias novedades ya que se celebraba el 30 aniversario del mismo, y se pusieron colgaduras en parte del recorrido y se estrenó una  Salve a la Virgen de la Caridad compuesta por Salvador Conde.

Rosario de la Aurora


     La caseta del Amor y la Caridad fue un año más punto de encuentro en la Real feria de San Miguel, y sirvió de antesala  a primeros de octubre, para participar en el solemne Triduo en honor al Seráfico Padre San Francisco, junto al resto de hermandades con sede canónica en la Iglesia de Santiago Apóstol.

     En noviembre en los tradicionales viajes culturales organizados por la cofradía, nos trasladamos a Priego de Córdoba y a la capital cordobesa, en una mezcla de cultura y gastronomía.

     Unas semanas después celebramos una  Eucaristía en San Francisco, en honor a los hermanos fallecidos.   Este pasado curso, ha sido muy luctuoso en nuestra cofradía, ya que nos hemos despedido de un gran número de hermanos y hermanas a los que siempre recordaremos. Personas que dieron lo mejor de cada uno de ellos para fomentar la devoción a nuestros Sagrados Titulares.

"De película"
     El 2 de diciembre celebramos en la sala Ottawa la tercera cena fiesta temática, en esta ocasión y con el título “De película” muchos hermanos y amigos se presentaron ataviados con personajes míticos del celuloide; Cesar y Cleopatra, Los Picapiedra, Asterix y Obelix, William Wallace y los escoceses de   Braveheart, Drácula o Bella, Bestia y un largo etc. se los pasaron y lo hicieron pasar en grande. Pero antes, en esa mañana un grupo de hermanos fueron voluntarios un año más de la  gran recogida de alimentos, organizados por Banco Sol.

     En síntesis, un año más para dar sentido a nuestra devoción cofrade e intentar ser ejemplo de buenos cristianos. Por último  queremos desear a todos nuestros hermanos, devotos y amigos una FELIZ NAVIDAD,  que el Niño Dios acampe en vuestros corazones, y os traiga un nuevo año cargado de AMOR, PAZ Y BIEN.




martes, 12 de septiembre de 2017

Un Rosario para el recuerdo




   El pasado domingo 10 de septiembre, celebramos por trigésima vez el Rosario de la Aurora en honor de nuestra Madre de la Caridad. Para una efeméride tan señalada, todos los equipos y grupos de la cofradía trabajaron intensamente durante meses para que esta fecha quedara en el recuerdo de todos.

LAS NOVEDADES

     En primer lugar, lo más jóvenes de la Hermandad, realizaron banderolas que fueron colgadas en las farolas de parte del recorrido, así mismo, confeccionaron colgaduras en damasco con dibujos en dorado que fueron colgadas en la balconada de la entrada al templo de San Francisco, así como otras en los balcones de la familia hermana Roca-Peláez, a la cual le agradecemos las facilidades para poder hacerlo.


     Debido a la demanda de horquilleros que quieren llevar a la Virgen de la Caridad en domingos de Rosario, este año la Cofradía del Cristo de los Vigías nos cedió las andas de su Virgen del Mayor Dolor, a la que nuestro equipo de albacería le adaptó una nueva peana, candelabros y tulipas, quedando el conjunto de los más llamativo y dando cabida a más de treinta portadores.

     Así mismo, el equipo de monaguillos turiferarios que estrenamos la pasada Semana Santa, se vio ampliado por cuatro porta ciriales que abrieron camino a la Virgen en esa mañana, un camino que se cambió en parte de su recorrido al haber obras en la C/ San Francisco, por lo que la Plaza del Carmen y las calles Magdalena y La Carrera se incluyeron en el itinerario del rosario.

     La Santísima Virgen de la Caridad, lució para esta ocasión su corona del 25 aniversario, y además estrenaba un nuevo fajín de aires hebreos confeccionado por la camarera mayor de la cofradía Piedad Zayas Sánchez.

EL ROSARIO

     Con todo preparado y alguna novedad más que luego comentaremos, amaneció la mañana del 10 de septiembre con algo de aire. Antes de comenzar el acto, y en la capilla de la cofradía, el hermano mayor hizo entrega de la placa de ganadora del concurso fotográfico a Patricia López González, autora del cartel de Rosario 2017. Así mismo, le impuso la medalla de la cofradía al compositor y artista veleño, Don Salvador Conde Lobato y anunció que los primeros toques de salida los haría nuestro hermano Gabriel Méndez-Trelles Ramos, que fue quien lo hizo hace treinta años.

     Así, a las ocho en punto de la mañana comenzó el discurrir por las calles de la feligresía de San Francisco el Rosario de la Aurora seguido por centenares de hermanos y devotos y del Director Espiritual de la Cofradía Fray Jesús González Alonso. Mucha emoción y respeto lo que se vivió aquella mañana rezándole a la Virgen de la Caridad.

LA EUCARISTÍA

 
   Tras una hora de oraciones y cánticos, el trono de la Virgen de la Caridad cruzaba de nuevo el dintel de entrada al templo franciscano, y aquí, otra de las sorpresas, el coro parroquial de San Juan la esperaba entonando la plegaria franciscana a "Nuestra Señora de los Ángeles", hasta que la Virgen fue depositada en la entrada de su capilla y comenzó una Solemne Eucaristía de Acción de Gracias concelebrada por Fray Juan Moya y por nuestro párroco Francisco Sánchez Sánchez, en una iglesia completamente abarrotada.

     En la misma, participó el grupo litúrgico de la cofradía, cada vez más numeroso, que la habían preparado con mucho esmero, y por supuesto el coro parroquial de San Juan, dirigido a la sazón por nuestra hermana Macarena Méndez-Trelles Acuña.



LA SALVE

     Aquí vamos a hacer un inciso en nuestro relato para contar una pequeña historia:  "El 13 de marzo de 2004, fueron bendecidas las imágenes de las Santas Mujeres María Salomé y María Cleofás, ambas formarían parte del Misterio del Descendimiento de nuestra cofradía. Los padrinos de la
bendición fueron Gabriel Méndez y Mari Conchi Acuña y en la celebración tenía que participar el grupo “Retama.” Gabriel habló meses antes con el director del grupo Salvador Conde, y le pidió que compusiera una Salve para la Virgen de la Caridad, para que se entonara ese día y darnos a todos los hermanos una sorpresa.


     Pero hete aquí, que desgraciadamente dos días antes de la bendición, fueron los tristes atentados del 11 M en Madrid, por lo que con buen criterio se suspendieron todos los actos, nuestra banda de cornetas y tambores también tenía previsto realizar un concierto previo a la bendición, quedando solo los actos estrictamente litúrgicos, por lo que la Salve quedó guardada en un cajón y muy pocos conocían de su existencia, ya que ni Gabriel ni Mari Conchi comentaron nada".

     Y así llegamos a la pasada Cuaresma, donde Salvador encuentra en su archivo un documento con la letra y dedicatoria de aquella Salve ya olvida, y lo primero que hace es entregárselo a nuestros hermanos. Una vez que el resto de cofrades de la hermandad conocemos la historia, se piensa que esa plegaria cantada tiene que ver la luz, por su belleza y por la historia que tiene. Así que le damos el encargo a nuestra hermana Macarena Méndez-Trelles Acuña, que como ya sabemos, dirige el coro de San Juan. Macarena se pone en contacto con Salvador Conde para que le pase la música, y este apenas la recuerda, así que ella le da su toque personal y se aprueba que estrene al finalizar la misa del Rosario 2017.

     Y así fue, una vez finalizada la Solemne Función religiosa en esa mañana, sonaron los primeros acordes de esta Salve a la Virgen de la Caridad, que llenaron a todos los presentes de emoción infinita a la que es Madre de Dios y Madre Nuestra, y brillante broche de oro al 30 aniversario del Rosario de la Aurora.


“Dios te salve Reina Franciscana
Dios te salve Madre de bondad
Dios te salve tu pueblo te aclama
Rosa inmarchitada
Madre Inmaculada de la Caridad


Dios te salve mi vida y dulzura
Dios te salve reclamo tu luz
Dios te salve en mis noches oscuras
Clavel de hermosura
Caridad infinita, refugio eres Tú

Veleña Madre de Jesús
Sencilla flor de Nazaret
Camino blanco eres Tú
Mi camino de Paz y Bien (bis)

Dios te salve, Dios te salve franciscana
Virgen de la Caridad






lunes, 3 de julio de 2017

23 años del "Amor" en Vélez.

Cartel de Rubén Herrera
     El pasado día 1 de julio, y como es tradicional en la cofradía los primeros sábados del mes de julio desde 1995, nos reunimos ante la Mesa del Señor en la iglesia conventual de San Francisco, para celebrar una solemne Función Religiosa, para conmemorar, en este caso,  el XXIII aniversario de que la imagen del Stmo. Cristo del Amor fuera bendecida, y donde recibimos a los nuevos hermanos que quieren formar parte activa de la cofradía.

     Una vez más, una magnífica obra de Rubén Herrera, sirvió para anunciar por distintos medios esta celebración por lo que la  conventual de San Francisco presentó una gran asistencia de hermanos y  amigos, que a pesar de lo caluroso de la jornada, no quisieron faltar a la cita.
Altar de imágenes

     Como el año pasado, la  principal novedad que presentó la celebración, fue el arreglo de nuestra capilla, un gran trabajo del equipo de albacería de la Hermandad, que derrocharon inventiva y horas de arduo trabajo, ya que la capilla se vació de bancos y se cubrió el suelo con una magnifica alfombra. Así mismo, se revistió la mesa de Altar con damasco rojo escoltada a ambos lados con sendas ánforas con claveles rojos. También se hizo una especie de candelería con candelabros y grande cirios para dar protagonismo al Cristo del Amor, estando toda la mesa de imágenes rodeada por una cadeneta de buganvillas violetas.

Bendición de medallas

     Pero sin duda, el atractivo del Altar fue la presencia de una bellísima imagen de un Niño Dios, revestido con las ropas de penitentes de nuestra sección del Cristo. Esta talla, que pertenece a un hermano de la Cofradía, es obra, al igual que el Stmo. Cristo del Amor, de Don Manuel Hernández León, que lo tallo en los años 90.

     Tras una emotiva Eucaristía,  en la cual participaron una gran número de hermanos pertenecientes a la vocalía litúrgica, haciendo las moniciones, lecturas, peticiones, ofrendas y acción de gracias, comenzó  la segunda parte de la celebración, la presentación, toma de juramento e imposición de la medalla de la cofradía, a las personas que en el último año solicitaron ser hermanos de nuestra Penitencial.
Nuevos hermanos

     En ella, participaron el vocal de libro de hermanos, el hermano mayor que les tomó juramento, el segundo teniente de hermano mayor y el Consiliario de la Cofradía, Rvdo. Padre Jesús González Alonso, que bendijo las medallas y a sus futuros portadores, una mezcla de bebés, niños y jóvenes, pero que todos tienen en común la devoción a nuestros Sagrados Titulares.

     Para finalizar los actos del XXIII aniversario, y como viene siendo tradición, todos los presentes nos dirigimos a la capilla de la cofradía para rezarle un Padre Nuestro al Santísimo Cristo del Amor y cantarle el “Salve Madre” a la Santísima Virgen de la Caridad.



Consiliario, Hno. Mayor y los nuevos hermanos en la capilla