domingo, 22 de abril de 2018

Santo Viernes de Amor y Caridad



Traslado
     Eran sobre las diez y media de la noche del Miércoles Santo en el interior de  la iglesia conventual de San Francisco, allí, entre sus centenarios muros un buen número de personas se apresuraban a vestir túnicas rojas o moradas según su condición en el mundo que es nuestra Hermandad. Los jóvenes hombros que eran cubiertos con el tergal purpúreo, sería los encargados de portar la majestuosa talla del Cristo del Amor, y los no menos jóvenes y a su vez delicados hombros femeninos cobijados en el color carmesí, llevarían a la que es reina de la Caridad hasta su trono de sueños plateados.

     Todo comenzó con el relato de los postreros momentos de la pasión de Nuestro Señor Jesucristo, y así, en silencio y  con el eco de sus últimas palabras, se inició el solemne traslado del Amor y la Caridad hasta la Plaza de la Constitución, donde una vez llegado al templo frugal en que se convierte el tinglado, comenzaron unos días que fueron fiel reflejo de nuestra devoción.

Penitentes
     Y por fin llegó el día esperado, el día más triste seguramente de toda la Semana Santa y de todo el año, el día en que el Amor se entrega por Amor en una cruz que es cruz de nuestros pecados. Que diferente al resto de las noches santas, que seriedad, que sentimiento en las calles, que silencio…

Descendimeinto
     Pero a las siete y media de esa tarde, y como dice el dicho, no cabía nadie más en la remozada Plaza de la Constitución. Las primeras túnicas franciscanas con infinitos capirotes negros se hacían presentes desde calle San Juan portando los clásicos farolillos de la cofradía y siendo admirados por nuestras horquillerías, que esperaban prestas a realizar su labor. Después, porque no decirlo, de la preocupación de toda la junta de la cofradía por el temor a no conseguir llenar los varales, la presteza, colaboración y pundonor de más de 250 corazones, nos quitaron ese peso de encima. Nunca habrá palabras para agradecerles ese gesto, esperando que se perpetúe en el tiempo.

Primeros toques
     Se cumplía este año el 45º aniversario de la primera salida de la Virgen de la Caridad tras su rescate del desván franciscano, es por ello, que después de la oración del consiliario de la Agrupación, nuestro querido cura Paco, y las palabras del más antiguo de los jefes de trono veleños, Don Gabriel Méndez-Trelles, los primeros toques de campana que hicieron que nuestros dos tronos vencieran a la gravedad, los realizara el hermano fundador Don Salvador Flores Martín, que un gesto de siglos, fundió pasado y presente, también hay que decir, que su esposa, nuestra querida hermana Teresa Gallego Lozano, fue la encargada de solicitar la venia en la tribuna oficial.

Amor

     Así, a los sones de la marcha real y de los no menos conocidos de  “El Salvador”, interpretados de forma maravillosa por nuestra banda de cornetas y tambores,   el trono que otrora recorriera calles victorianas, o señoriales vías como la del marqués de Larios, portando un misterio muy parecido al que desde 2013 presenta, inició su particular catequesis visual a ojos de veleños y foráneos.

     A continuación, el rojo y morado se hicieron dueños de la plaza constitucional, y a los sones rondeños de la marcha “Madre Hiniesta”, la Caridad de María comenzó a bendecir al pueblo de Vélez.

Caridad

     Fue una noche donde el aire primaveral, fresquito por cierto, no quiso perderse tal procesión, lo que resultó una antítesis de lo ocurrido un año antes, donde el calor y bochorno se añadieron al lógico cansancio de la penitencia. Así, entre silencios, marchas y peñizcos transcurrió la Estación de Penitencia. Resaltar en el trono del Cristo del Amor la curva de San Juan de Dios con sones de “Costalero del Soberano”, o en las cuatros esquinas con “Pasión, muerte y Resurrección” y que decir el paso por tribuna oficial disfrutando con las notas de “Una noche de Jueves Santo” de película como se diría.

     En el trono de la Virgen más de lo mismo, con marchas tan de palio como “Mater Mea” “Virgen del Amor Doloroso” “Reina de la Caridad” o “Como tú ninguna” una verdadera lección de refinamiento y buen gusto.

     Y llegó la hora temida para muchos del encierro acompañados por nuestro consiliario, fray Jesús González Alonso, y aquí se paró el tiempo. Los sones de “Pasa la Soledad” interpretada por la banda de música “Arunda” preparó el clímax, que vino cuando la banda de cornetas y tambores Nuestra Señora de la Caridad, se adueñó por derecho propio del momento, y regaló a todos las mágicas notas de “Humildad y Sacrificio” para llevarnos al llanto y la emoción con la “Salve en honor y gloria a la Virgen de la Caridad” donde retornó a su tinglado junto al Cristo del Amor que la esperaba y todo terminó como tiene que ser, con los sones de “Oración”.

Encierro

     Muchas noches se han vivido y escrito en la cada vez más dilatada historia de esta franciscana cofradía, pero creemos con razón, que la del pasado Viernes Santo tiene que ocupar un lugar de privilegio. Desde aquí, solo repetir el eterno agradecimiento a todas las personas que con su generoso esfuerzo y devoción lo hicieron posible, porque…

¡Ubi Caritas et amor, Deus ibi est!
¡Donde hay caridad y amor, allí está Dios!



domingo, 15 de abril de 2018

2018 Una Cuaresma de Amor y Caridad

El Amor

    Una vez pasado el tiempo, y con la perspectiva que este nos da, queremos hacer un resumen de todos los actos y cultos que celebramos en la pasada Cuaresma, una Cuaresma que se presentó con un tiempo inestable en lo meteorológico, con lluvia, viento y frio, que aunque hizo que algunos actos se tuvieran que cambiar, no hicieron mella para que todos se realizaran.


Besamanos
     Comenzamos este periplo penitencial celebrando el solemne triduo a nuestros sagrados titulares a mediados de febrero. Pero en esta ocasión, y para conmemorar el 45 aniversario de la primera salida procesional de la Virgen de la Caridad, esta estuvo expuesta en un devoto besamanos durante esos tres días.

     Pero la nota más característica que señaló este besamanos es que nuestra imagen mariana se presentó ataviada con las mismas vestiduras y misma corona con la que se vistió hace 45 años, dando una imagen muy distinta a como la conocemos hoy.

Cartel
     Así llegamos a la tarde del 3 de marzo, muy lluviosa por cierto, pero que no fue ápice para que el teatro del Carmen de nuestra ciudad presentara un lleno absoluto. Allí, nuestra querida banda de cornetas y tambores realizaría su tradicional concierto de Cuaresma, y donde también sería descubierto el cartel “El Amor 2018” anunciador de nuestra salid procesional. Actuó como maestro de ceremonias Don José Luis Cabello Flores, que presentó la primera parte del concierto, tras el cual, Don Elías García Pérez, nos pesentaria de una forma muy original la vida y obra del autor del cartel, Don Jorge Cabello González que tras descubrir su obra respondió de forma emocionada la profunda ovación recibida.


Momento de la  Salve

     Una ovación que se repetiría pero esta vez dedicada a los músicos de la banda y ha instancia de nuestro hermano mayor, que dedicó unas bellas palabras a la misma, cediendo el testigo al Francisco Rodríguez, director de la banda, que agradeció el gesto y entregó varias placas en gratitud a algunos componentes de esta formación musical.

     La segunda parte del concierto estuvo dedicada a las nuevas marchas creadas para esta Semana Santa, “Prisionero de tu Bondad” de Emilio Escalante, y la composición realizada con el corazón del director musical de la banda, Don Alfonso López Cortés, “Una noche de Jueves Santo” que fue de lo más emotiva.

     Pero la banda tenía preparada una gran sorpresa, ya que habían adaptado la Salve a la Virgen de la Caridad obra de Don Salvador Conde, a marcha de cornetas y tambores, y que fue magistralmente cantada por la popular artista veleña Mari Carmen Guerra. Ni que decir tiene que el teatro se vino abajo, y la emoción contagió a todos los presentes, incluido a su autor, que fue invitado a ocupar la primera fila del teatro. Fue en definitiva una noche inolvidable.

Visita

     La mañana del sábado 10 de marzo, se realizó un acto con idea de dar a conocer a todo el que quisiera la historia, titulares, enseres y el día a día de nuestra cofradía. Se trataba de una visita guiada que tenía que comenzar en San Francisco y en nuestra capilla, continuaría en el museo de Semana Santa de Santa María, y finalizaría en nuestro local de la nave-museo. Pero como dijimos al principio, la meteorología nos jugó una mala pasada y estuvo lloviendo todo el día, por lo que la visita solo pudo hacerse en nuestra sede canónica. Allí, el conocido guía turístico local, Don Miguel Ángel  Fernández Quintero, al que desde aquí reiteramos nuestro agradecimiento, nos explicó con su verbo fácil la historia de nuestra ciudad, nuestro convento franciscano, y sobre todo de nuestra capilla.

Penitentes
     Una semana después realizamos las tradicionales charlas con horquilleros y penitentes. Este ha sido un año duro a la hora de completar los varales de nuestros tronos, es por eso que agradecemos profundamente a todas las personas que prestaron su esfuerzo para repartir Amor y Caridad en la noche del Viernes Santo.

Tronillo
     En sendas reuniones, se volvió a entregar nuestros queridos “Farolillos de honor” como gesto de gratitud a diferentes personas por su labor y devoción a lo largo de los años. En esta ocasión Don José Manuel Pérez Moyano y Doña Ana María Rodríguez Jiménez fueron los agraciados con este humilde galardón.

     Así llegamos al Sábado de Pasión, donde por segundo año consecutivo el grupo joven de la cofradía preparó un tronillo para el certamen de tronillos veleños. Más de 60 niños y niñas acompañaron a la Virgen de la Caridad en una tarde cargada de ilusión infantil que se vio coronada en un grandioso Viernes Santo, pero eso es ya otra historia.




lunes, 25 de diciembre de 2017

Amor y Caridad 2017

     Una vez más,  ahora  que estamos viviendo los últimos días de este año  y una vez recibido con enorme alegría  el nacimiento del Niño Dios, queremos hacer la tradicional crónica, resumen y balance de todo lo acaecido en nuestra hermandad en estos doce meses que están a punto de expirar.

Noche de Reyes
     El año comenzó con la recuperación por parte del recién creado grupo joven de la cofradía de la tradición de suplir a los Reyes Magos en la mágica noche del 5 de enero, para repartir los regalos a los niños de la Hermandad, y decimos regalos porque los niños carideños fueron muy buenos durante el año y ninguno fue merecedor  del temido carbón.


     La Cuaresma comenzó  con el Solemne Triduo Cuaresmal en honor a Nuestros Sagrados  Titulares, que celebramos en San Francisco los días 3, 4 y 5 de marzo junto a las Hermandades residentes en dicho templo, y donde la Virgen de la Caridad lució espectacular ataviada de hebrea

Cartel "El Amor"
     El viernes día 10 a las 21:30 en un abarrotado Teatro del Carmen, celebramos el concierto de clausura del 25 aniversario de la banda de cornetas y tambores de nuestra cofradía, y como novedad, presentamos el cartel oficial de la salida procesional de la Hermandad, una magnífica obra de Rubén Herrera Cabello, que fue brillantemente presentado por  María Esperanza Pérez Ramos. Actuó como maestro de ceremonias del acto nuestro hermano Yónatan González.

Homenaje a Gabriel
     Una semana después, muchos de nuestros hermanos se personaron en la sede social de la veleña peña “La Troska” para asistir a sus conocidas tertulias “Los viernes cofrades” donde participaba entre otros Don Gabriel Méndez-Trelles Ramos, uno de los reorganizadores de la Hermandad, que para sorpresa suya, recibió al final de la velada, un cariñoso homenaje de la peña al concederle esta el premio “Horquilla”.

Horquilleros 
     En la pasada Cuaresma se hizo un cambio en la manera de reunir a todos las personas que participan en nuestra procesión, cambiando la ya trasnochada “Copa de horquillería” por dos reuniones informativas. La primera se realizó la noche del 24 de marzo solo con los horquilleros, donde se marcaron las pautas y novedades que teníamos preparadas para el Viernes Santo, y que finalizó con un ágape. Al día siguiente por la tarde, se organizó una reunión-merienda con los penitentes, donde se realizó prácticamente lo mismo que el día anterior. Este cambio, resultó todo un éxito en participación.

     El grupo joven continuó su labor y organizó a los niños de la cofradía para participar en el Certamen de tronillos ciudad de Vélez-Málaga donde más de treinta aspirantes a cofrades procesionaron a una pequeña Virgen de la Caridad bajo palio en la tarde del Sábado de Pasión.

Tronillo Caridad 2017


     El Miércoles Santo realizamos la tradicional colecta de claveles rojos para el trono del Descendimiento con un cartel realizado por nuestro amigo Rubén Herrera. Ya por la noche,  se procedió con el solemne traslado del Cristo del Amor y de la Virgen de la Caridad hacia la Plaza de la Constitución, portada en esta ocasión por la sección del Cristo,  penitentes y horquilleros y en riguroso silencio.

Escudo de oro
Vigías
      En la mañana del Viernes Santo vivimos unos momentos solemnes e irrepetibles. Por un lado, recibimos la comitiva que acompañaba el traslado del Stmo. Cristo de los Vigías, rezando con ellos una estación del Vía-Crucis. Después vimos emocionados la imposición en su pecherín a la Virgen de la Caridad, del escudo de oro de la ciudad de Vélez-Málaga que tan brillantemente le fue concedido a la banda de cornetas y tambores de la cofradía unos meses atrás.

     La Estación Penitencial de la Cofradía el pasado Viernes Santo fue un año más ejemplo de devoción. Los dos tronos rebosantes de hombros dispuestos a dar lo mejor de cada uno de ellos, precedidos por casi doscientas almas iluminando su discurrir y poniendo la mejor de las bandas sonoras nuestra banda de cornetas y tambores y la banda de música “Las Golondrinas” Destacar la belleza de la Virgen de la Caridad luciendo el escudo de su banda.

Venia 2017
     En una noche muy calurosa, se vivieron dos momentos muy emotivos. El primero de ellos fue cuando ambos tronos discurrieron por el tramo de la calle de las monjas acompañados solamente por el toque de un tambor en homenaje póstumo a nuestro hermano Fernando Flores Martín. El otro fue la solicitud de venia en la recién estrenada tribuna oficial, cosa que realizó la primera chica que ingresó en la banda, nuestra hermana Estefanía Borgel, poniendo el broche a una gran noche.

     Pasada la festividad del Corpus, donde una representación de la cofradía participó como viene haciéndose desde hace siglos, llegamos al  primer sábado del mes de  julio,  donde en la celebración del aniversario de la solemne bendición del Stmo. Cristo del Amor se recibieron a los nuevos hermanos, en una capilla bellamente engalanada para la ocasión.

     En Septiembre,  las calles de la feligresía de San Francisco se llenaron de susurrantes devotos, para como es costumbre desde 1987, acompañar a la Stma. Virgen de la Caridad en su Rosario de la Aurora, Rosario que fue anunciado con el brillante cartel realizado por Patricia López,  ganadora del concurso fotográfico organizado para tal fin.

  Un Rosario que contó con varias novedades ya que se celebraba el 30 aniversario del mismo, y se pusieron colgaduras en parte del recorrido y se estrenó una  Salve a la Virgen de la Caridad compuesta por Salvador Conde.

Rosario de la Aurora


     La caseta del Amor y la Caridad fue un año más punto de encuentro en la Real feria de San Miguel, y sirvió de antesala  a primeros de octubre, para participar en el solemne Triduo en honor al Seráfico Padre San Francisco, junto al resto de hermandades con sede canónica en la Iglesia de Santiago Apóstol.

     En noviembre en los tradicionales viajes culturales organizados por la cofradía, nos trasladamos a Priego de Córdoba y a la capital cordobesa, en una mezcla de cultura y gastronomía.

     Unas semanas después celebramos una  Eucaristía en San Francisco, en honor a los hermanos fallecidos.   Este pasado curso, ha sido muy luctuoso en nuestra cofradía, ya que nos hemos despedido de un gran número de hermanos y hermanas a los que siempre recordaremos. Personas que dieron lo mejor de cada uno de ellos para fomentar la devoción a nuestros Sagrados Titulares.

"De película"
     El 2 de diciembre celebramos en la sala Ottawa la tercera cena fiesta temática, en esta ocasión y con el título “De película” muchos hermanos y amigos se presentaron ataviados con personajes míticos del celuloide; Cesar y Cleopatra, Los Picapiedra, Asterix y Obelix, William Wallace y los escoceses de   Braveheart, Drácula o Bella, Bestia y un largo etc. se los pasaron y lo hicieron pasar en grande. Pero antes, en esa mañana un grupo de hermanos fueron voluntarios un año más de la  gran recogida de alimentos, organizados por Banco Sol.

     En síntesis, un año más para dar sentido a nuestra devoción cofrade e intentar ser ejemplo de buenos cristianos. Por último  queremos desear a todos nuestros hermanos, devotos y amigos una FELIZ NAVIDAD,  que el Niño Dios acampe en vuestros corazones, y os traiga un nuevo año cargado de AMOR, PAZ Y BIEN.